La bolsa de Dubai será la primera en utilizar el precio del oro en yuanes chinos para crear productos derivados