El Ibex cae de nuevo, tras el Día de la Hispanidad, quedándose al borde de los 8.600 puntos