La salud económica de Estados Unidos, bajo la lupa