La financierización de la naturaleza y sus consecuencias geopolítica. Por Monica Bruckmann