Las materias primas energéticas tratan de romper al alza