A pesar de la reciente bajada de precios de Fonterra el mercado lácteos ofrece aspectos que llaman al optimismo